The War of Five Circles

Capítulo 15

Vleisara

La aparición de Gaularthax trajo más que sólo la exaltación del Amo R’bran. El nivel de los océanos ha subido y ahora gruesos brazos de agua invaden las partes más bajas del norte. La casa R’bran convoca nuevamente a sus aliados a marchar hacia la victoria en el lejano norte.

1. Nisha está ayudando a proteger a un grupo de mujeres esclavo a través del Camino del Cazador. Con ella viaja la Tía Mílika, quien le cuenta que durante su tiempo en Fog conoció a la Madre Nevada, la que fuera la superior en la orden del Invierno a la que pertenece la Hermana Nevada. La Madre Nevada era una mujer anciana que le contó que cuando ella era joven no existía la Casa R’bran en Deshan y que Rohal R’bran en realidad llegó desde Whitewall hace casi 30 años.

2. Chev navega hacia Hoskiliad a bordo de un galeón R’bran robado repleto de barriles llenos de flechas detrás de él. Planea enfrentar a la marina de Hoskilos para evitar que se reúnan con los ejércitos R’bran listos para retomar sus territorios perdidos. Se trata de una misión casi imposible, pero Row le pidió que lo hiciera, porque es el único capaz de hacerles frente. La marina de Hoskilos ha comenzado a moverse y entre ellos Norobad Hoskilos logra ver al barco solitario que se acerca sobre el horizonte. “Abran fuego” murmura él.

3. Vleith despierta con Boreus a su lado dentro de una cabaña. Sus heridas han sido atendidas y descubre que ha sido cuidado por una muñeca de cuerda. La muñeca se hace llamar “Tonta”, su mente es muy simple, pero es suficiente como para cuidar de su pequeña choza en medio del bosque. “Tonta debe dar vuelta a la llave en su espalda todas las noches, no debe olvidarlo, o no volverá a despertar jamás” le explica a Vleith, hablando de ella misma en tercera persona. Hace muchos años vivió aquí uno de los Rajás de Lebelin. Tonta es el último de los sirvientes que aún quedan. Tonta se ofrece a traerle un espejo a Vleith para que se mire, pero en su lugar trae un hermoso retrato. En él reconoce a su padre Arathrei y a su lado hay una mujer joven que se parece mucho a él. Tonta explica que esa pintura fue hecha por su antiguo amo y que la dejó antes de regresar a Lebelin.

La pintura se titula: “La última sonrisa de Vleisara

4. Durante la noche, el campamento de las mujeres es atacado por los Chacales, quienes han sido contratados para traerlas a todas de regreso a Deshan. Nisha se enfrenta a los cazadores de esclavos para defender a las mujeres.

5. La marina de Hoskilos y Chev han combatido sin cesar, y ahora el barco desde el que les hace la guerra se encuentra atravesado por puntas de balista por todas partes. En breve comienza a ser abordado por todas direcciones. En ese momento, cuando todo parece perdido, Chev cierra los ojos y escucha el viento del mar a su alrededor. A lo lejos, la canción de su madre… la entonan al unísono todos los miembros de la tripulación del Almirante Celestial del Norte. El contramaestre Spherard le grita desde la cubierta: “¿Qué sucede marinero, se quedó sin viento tu vela? ¡A ellos!”. Sepherard mismo se lanza y cae a un lado de Chev para enfrentarse a los marinos de Hoskilos mientras el barco deja caer una tormenta de hielo sobre las naves enemigas.

6. Vleith mira la pintura durante la noche, las llamas en la chimenea lo transportan a tiempos pasados. Recuerda a su padre, su llegada al Refugio, su entrenamiento con Jospher, sus batallas al lado de sus hermanos, por último recuerda el último instante de su enfrentamiento contra el Amo R’bran. Boreus levanta entonces la cabeza, hay algo fuera de la choza. Se trata de Row, quien lleva días viajando tratando de seguir la pista de su amigo. Row carga una gran mochila en su espalda y cuando Vleith se acerca a él escucha varias voces que salen de ella “Hubiéramos llegado antes, pero Boreus no deja huellas” “No debimos confiar en alguien que prefiere un arma de fuego que una espada, se los digo yo, Lester Mc…” y Row interrumpe: “Ah ya basta, ¿llegamos no?” y pone frente a Vleith sus siete elementales espada. “¿Listo para partir?

Antes de partir, Vleith encuentra a Tonta en el suelo, frente a ella una charola con tacitas de té caliente derramadas. Olvidó darle vuelta a la llave…

Comments

Gonzo

I'm sorry, but we no longer support this web browser. Please upgrade your browser or install Chrome or Firefox to enjoy the full functionality of this site.